NFL Combine: un método falible

por Alejandro Feregrino

¶ Cada año, desde 1982, la National Football League realiza un evento llamado «NFL Combine». Ahí, los atletas que son candidatos a ser seleccionados por alguno de los 32 equipos en el draft demuestran sus habilidades en diferentes situaciones, desde salud física hasta movimientos específicos de su posición. Esto ayuda mucho a los atletas a ser elegidos en algún equipo, ya que los reclutadores se basan en los resultados ahí obtenidos y, con esa información, meses después, en el draft, los mejores jugadores son elegidos en las primeras rondas.

Sin embargo el tiempo nos ha demostrado que muchas veces, aunque los jugadores lleven a cabo una actuación excepcional en el combine y sean escogidos en las primeras rondas, al momento de jugar en un equipo de futbol americano profesional son realmente malos. Por otro lado, están los atletas que su desempeño en el combine es regular y son escogidos en las últimas rondas o incluso son contratados por agencia libre. Son atletas que hacen jugadas en los momentos más importantes del partido o que son piezas clave de los equipos.

Un claro ejemplo de un jugador con bajo desempeño en el combine y que fue escogido hasta la sexta ronda (de siete, en el lugar 199) es el cuatro veces MVP y actual Quarterback de los Patriotas de Nueva Inglaterra: Tom Brady. Apenas la semana pasada pudimos ver a este jugador «con bajo desempeño» liderando un regreso de 19 puntos en un cuarto para después ganar el Super Bowl LI en tiempo extra.

Del mismo modo está el caso clave de Arian Foster, el ya retirado corredor de los Houston Texans que ni siquiera fue elegido en el draft del 2009. Él llegó a los Texans por agencia libre. Tras los resultados obtenidos en el NFL Combine, ningún equipo lo quería. Sin embargo, ha sido el mejor corredor de los Texans y consiguió varios premios durante su carrera, como el de líder de anotaciones por tierra en 2010 y 2012 y líder en yardas por tierra en 2010.

El actual Cornerback de Nueva Inglaterra, Malcom Buttler, hizo una jugada excepcional para llevar a su equipo a la victoria del Super Bowl XLIX. Llegó a este equipo también vía agencia libre. El juego de campeonato, cuando los Halcones de Seattle estaban en la yarda 1, a punto de anotar, interceptó el pase de Russell Wilson que lo volvió campeón.

Por otro lado, en el extremo apuesto de estos casos, tenemos a los grandes jugadores que dieron una buena actuación en el combine y que fueron escogidos en la primer ronda del draft. Por ejemplo, JJ Watt, el actual ala defensiva de los Houston Texans. JJ Watt ha recibido el muy peleado galardón del defensivo del año 3 veces (2012, 2014, 2015) y actualmente es el mejor jugador que tienen los Texanos de Houston. Él fue escogido en la primera ronda del draft en el lugar número 11.

Asimismo, Andrew Luck, el Mariscal de Campo de los Colts de Indianápolis, destacó en el combine. Él es pilar fundamental para la ofensiva del equipo. Ganó el premio al pasador con más touchdowns anotados por aire en la temporada del 2014 y fue electo en la primera ronda del draft del 2012 en la selección número 1.

Otro jugador que destacó en el combine y que fue elegido en la primera ronda del draft de 1998 en la posición número 1, Peyton Manning, fue el Mariscal de Campo de los Denver Broncos y fue campeón de dos Super Bowls. Fue nombrado el MVP de la liga cinco veces y tiene muchos récords en su posesión, como el de más touchdowns lanzados en un año.

Con estos datos nos podemos dar cuenta que en realidad es irrelevante el NFL Combine, ya que lo que realmente hace al jugador es su espíritu competitivo y el entendimiento que tiene con el equipo.

Desde mi punto de vista, lo que realmente mueve el juego son las ganas de jugar, la pasión por el juego y la dedicación a tu equipo. Recuerdo que mis entrenadores me decían: «80% mente y 20% físico; si tienes las ganas te vas a esforzar incluso en el gimnasio para poder llegar a ser más grande en el juego cada día».

Muchas veces los entrenadores se van con la finta y sí, no cualquiera da una buena impresión en el combine. Lo que ellos por momentos olvidan es el espíritu deportivo. Hay muchos jugadores que llegan con físicos imponentes al combine, pero esto no significa que sean mejores en el campo. Claramente el físico es importante, pero este se puede trabajar y mejorar en equipo. En la NFL, el mejor desempeño individual es el que se realiza en equipo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s